www.flickr.com

lunes, 12 de octubre de 2009

Crisis.

Llego tarde a casa. Pregunto a ver qué tal del día, y recibo una retahíla de datos que me cuesta procesar. Ha sucedido una crisis, pero ya está resuelta.

En resumen, los hechos acaecieron de la siguiente manera:
_A Asier se le desprendió inesperadamente el diente que le "bailaba" desde hacía un par de días; teniendo en cuenta lo que tardó el primero, le pilló por sorpresa.
_Al ir a limpiarlo, se le cayó, perdiéndolo de vista.
_Todos se pusieron a buscarlo y Aimar lo encontró.
_Dada la hora que era y que yo no estaba para avisar al ratoncito Pérez, Asier escribió una carta mencionando el hecho, solicitando una segunda moneda para su hermano en agradecimiento a su búsqueda.


Y aquí estoy yo, metiendo el diente y la carta en la bolsa de los dientes , y escribiendo un correo electrónico a R.P., para que venga esta noche sin falta porque hemos visto una revista en el kiosco y nos hace falta el efectivo.

PD: En lugar de tanto ir y venir, ¿para cuando una transferencia, Sr. Pérez?
PD2: Interesantes usos de los bolígrafos multicolores.

1 comentario:

eresfea dijo...

Siento las dificultades, padre Sergio, pero no puedo estar pendiente de los avances tecnológicos. Tendría que cambiar el sistema de distribución de monedas y recogida de dientes cada vez que un nuevo adelanto se pone en marcha. Uf.

Fdo.
Sr. Pérez