www.flickr.com

martes, 8 de septiembre de 2009

Sokamuturra.

Parafraseando la película, el domingo, dentro de las Euskal Jaiak, proyectaron en la Consti Tres mozos para tres vaquillas.

No salió nadie más a correr e incluso, vaquillas y jóvenes, se ignoraron mutuamente durante parte del festejo.

Cuando llegó el momento del ternero ensogado, la chavalería se animó algo más, e inundó el vallado, dando lugar a una nueva versión de sokamuturra llamada "El laberinto del minitauro", con el susodicho buscando el portón (del camión) entre una nube de piernas infantiles.


Y ya está. Bueno, no, y unas fotos.

3 comentarios:

iK dijo...

Yo creo que al mozo ese de rojiblanco lo pilló fijo. Hihi.

IMANOL dijo...

Buenas instantáneas, para variar...

Sergio dijo...

Pues no, iK, las vaquillas no pillaron ni a ese, ni a nadie.
Gracias, Imanol, me alegra que te gusten,