www.flickr.com

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Parejas.

Vuelvo del agua y me siento en la toalla; día de playa. Veo jugar a los muchachos con la arena y pienso en lo efímero de sus construcciones. A semejanza de los grandes imperios, cuanto más grandes, más tardan en hacerlos y antes los tiran abajo (aunque a patadas y no a cañonazos).
Nieves se ha ido a dar un chapuzón y me dedico al pasatiempo playero por excelencia, mirar.
De pronto, caigo en la cuenta de algo asombroso, nadie repite modelo de traje de baño.
Grandes, pequeños, diminutos, todos son diferentes, ya sean de hombre, mujer o niño. Diseñador de bañadores debe ser el oficio más agotador y peor retribuido del mundo; una persona, un modelo.
Sigo con mi investigación de campo y derivo hacia las sombrillas; tampoco.
¡Espera! Allí hay dos iguales... pero no, una tiene un pequeño ribete blanco del que la otra carece.
Me asombra que, incluso en esta época de modelos Decathlon, no consiga encontrar la pareja de ninguna prenda ni sombrilla. La revisión de toallas confirma el peor de mis augurios.
Ensimismado en mi reflexión, vuelve Nieves.
_¿Qué miras?- pregunta mientras se escurre el pelo.
_¿Eh?, ¿Qué?- contesto, y comparto con ella mis observaciones.
_Anda - dice sin apenas mirarme- ponte la gorra, que zumba el sol.

PD: Atando cabos, pienso en el nuevo juego de Asier, al que me gana partida tras partida.

6 comentarios:

mòmo dijo...

Antaño la versión española del Memory se llamaba "el gran lince". Gran juego.

leitzaran dijo...

Sergio, yo creo que es porque en su día encontraste la pareja que de verdad llenaba tu vida, y a partir de entonces ya no importa que no emparejes el resto de cosas.

eresfea dijo...

Para que sigas pensando: en San Sebastián ni siquiera podemos garantizar que una persona tenga el mismo número de pelos que otra (matemáticamente hablando).

Sergio dijo...

Mò, si no recuerdo mal, "El lince" tenía un tablero con todos los dibujos. Aquí sólo hay fichas que voltear de dos en dos hasta encontrar las parejas. Siempre me gana (y ya he empezado a esforzarme de verdad. Glup.)
Leitzaran, jo, qué bonito, y además haces el comentario el día del cumpleaños de Nieves. Te has ganado un pastel.
eresfea, no menciones la soga en casa del ahorcado...

leitzaran dijo...

Zorionak, Nieves.

Marc Roig Tió dijo...

Qué lejos quedan esos veranos de familia numerosa, todos con el mismo bañador y la misma camiseta, jaja.