www.flickr.com

sábado, 19 de septiembre de 2009

Balance del año.

Tras un año disfrutando de mi edad, y del comienzo de mi aislamiento preventivo, llega el momento de pasar página, hacer balance del año y prepararse para el siguiente.

Para evitar depresiones, la imaginación se impone. Así, la lista de Cosas que hacer antes de los cuarenta, se transformó en su día en Cosas que hacer antes de terminar los cuarenta; hoy, con un añadido, se transmuta en Cosas que hacer antes de terminar los cuarenta y uno, y santas pascuas. Ahora bien, creo que será el último año que lo pueda hacer, antes de recurrir a los tachones. Bueno, me compraré un tippex.

Aun así, recapitulando, lo que más echaré en falta, será que la talla de mis camisetas ya no indicará mi edad.


PD: Salvo que adelgace mucho al llegar a los cincuenta.
PD2: No creo.

7 comentarios:

escéptico dijo...

Disfruta del momento. Llegará un día en el que tengas que comprar una camiseta donde no indicará tu sexo. Será una especie de saco con cuatro agujeros igual de válido para una embarazada que para un txikitero prejubilado.

eresfea dijo...

No te preocupes. Encontraremos argumentos..., je, je.
Piensa, por ejemplo, que la numeración del tallaje cambia cada dos por tres.
Piensa que estás en la edad de Alí Babá (y los ladrones son otros).
Piensa que tienes ¡tanta juventud acumulada! (Casi la de dos veinteañeros)...
¡Felicidades!

Liège dijo...

¡Feliz cumpleaños, Sergio!
Disfruta mucho de tu día y que tengas una edad llena de felicidad y buenas realizaciones.
Un abrazo y hasta mañana.

Anónimo dijo...

Felicidades, Sergio!
No te preocupes por lo que puede solucionarse con tippex... lo peor son las patas de gallo!! ;-)
bettyboop

Sergio dijo...

escéptico, lo sé, soy inconsciente de ello.
eresfea, con tanto pienso, engordo, seguro; gracias.
Liège, gracias por tus buenos augurios. Hasta mañana.
bettyboop, las patas de gallo no me preocupan; al menos mientras mantenga la talla XL.

leitzaran dijo...

Zorionak!
No te preocupes, Sergio. Te queda mucho camino por delante: los 45, los 50, los 55... Te aseguro que sigues viendo la vida con ilusión. Lo bueno es lo que aún te queda por delante. Un abrazo.

Sergio dijo...

Gracias, Leitzaran, aunque yo hubiera puesto los puntos suspensivos más adelante (55, 60, 65, 70, 75, 80, 85, 90, 95,...)
Y estoy de acuerdo que lo mejor todavía estar por llegar (por cierto, ¿y la cena?)