www.flickr.com

jueves, 4 de junio de 2009

Tarde marinera.

Así de ambientado y peripuesto, con un niki ad hoc, se nos mostró ayer Ander, en la presentación de su libro. El atuendo, típicamente marinero aunque le faltaran los pantalones pirata, casaba perfectamente con el título: "Trekking de la costa vasca".


Ander nos fue descubriendo, etapa tras etapa, no sólo pueblos del litoral, más o menos conocidos por todos, sino esos caminos que los han unido y unen a pie. La palabra "espectacular" se torna muy manida si nos referimos a las imágenes que nos proyectó, y que muestran escenarios y paisajes desconocidos para la mayoría, pero es tan cierta como que todos los presentes sentimos repentinas ansias por realizar las rutas (que se nos fueron pasando a lo largo de la tarde). Acompañaba las imágenes con historias y anécdotas; desembarcos de piratas como Sir Francis Drake; regatas, que nunca se realizaron, para conseguir islas pobladas de pájaros y franciscanos; barrios de pescadores transmutados en pueblos, en detrimento de sus pueblos fundadores; o marineros que prefieren vivir a resguardo de los vientos aunque sus casas, construidas en fuerte pendiente, se les caigan encima.

Imanol, Patxi, Angel, Josema, además del propio Ander y de mí, salimos plenamente satisfechos del evento y tras olisquear el aroma a salitre cantábrico, nos dirigimos a una taberna para degustar unos buenos tragos de grog y ron.

La taberna estaba cerrada y terminamos en un bar donde había cerveza, pepsi y kas de limón, suficiente para nuestras secas gargantas. Nos recogimos pronto y regresamos a nuestros puertos, felices por el evento vespertino.

Al entrar en casa me dí cuenta de que en mis labios asomaba una conocida tonadilla:

"Quince hombres van, sobre el cofre del muerto,
Jo, Jo, Jo, y una botella de ron".


PD: "La isla del tesoro" es el libro que estamos leyendo estas últimas noches.
PD2: Hoy conoceremos a Ben Gunn.

5 comentarios:

Ander dijo...

El ataque de Francis Drake a la isla de Izaro también es un bulo. Los monjes de Izaro sufrieron un ataque pirata el 1 de septiembre de 1596: eso es cierto. En esa fecha, Drake tenía un pequeño inconveniente: llevaba nueve meses muerto.

Gracias por la compañía, por las fotos y por la crónica, Sergio. Así da gusto.

mòmo dijo...

Últimamente Joana se acuerda mucho de La isla del tesoro (hace meses le puse la película), así que he pedido que me traigan el libro y la semana que viene empezamos a leerlo. ¡Lo que une Garrapata!

Sergio dijo...

Casualidad. Con el libro, cogimos también la película en la biblioteca pero estoy esperando a terminar el libro porque lo van disfrutando capítulo a capítulo; la deliciosa espera.

leitzaran dijo...

¡Qué pena no haber podido estar! Otra vez será.

Sergio dijo...

Hablamos de ti, se te echó de menos.
Y planeamos futuras cenas y algún paseo pendiente por tus dominios.