www.flickr.com

martes, 9 de junio de 2009

Familias de pelota.

Un año más se ha disputado la final del manomanista de primera y, un año más, el Reyno de Navarra ha demostrado la hegemonía de sus pelotaris.
Mi memoria de este deporte, comienza en los años ochenta, con el dominio de Retegi II, de Erasun. Su racha de nueve txapelas consecutivas (de las once que ganó) sólo fue rota por un jugador guipuzcoano, Tolosa (sin número romano), de Amezketa, que le venció en el ochenta y nueve. Después de aquello, y este año no ha cambiado, el poder del Reyno navarro se restituyó y permanece indiscutible; del resto de las provincias prefiero no hablar por no zambullirme en las hemerotecas.

Retegi II procede de una familia de pelotaris. Su tío, Retegi I, también ganó la preciada txapela en seis ocasiones. Y precisamente de la relación entre tío y sobrino, y los comienzos de este último con la pelota, viene la siguiente anécdota apócrifa:

Cuentan que se encontraba Juan Ignacio Retegi, Retegi I, de paseo por Erasun. Recién había ganado su primera txapela contra Atano X, cuando se acercó al frontón donde jugaban los jóvenes; le gustaba ver la nueva cantera de campeones y sobre todo a su sobrino Julián, su ojito derecho. Al acercarse, oyó un ruido extraño y el alma se le cayó al suelo cuando contempló la escena. Varios muchachos estaban jugando a pala y, entre ellos, el propio Julián.
Era del todo inaceptable que los chicos estuvieran jugando a pala, era un juego de mujeres y no de hombres, y de un grito lo llamó:

_JULIÁN!- chilló. ETORRI HONA! (Julián, ven aquí)

(sigo en castellano)

Julián se acercó con la pala entre las manos y el rostro cabizbajo.
_¿Qué quiere tío?-dijo en un susurro, a sabiendas de haber hecho mal.
_¿Pero qué haces jugando a cosas de neskas? ¡Hay que jugar a mano, que es cosa de hombres! Además, a mano se le da más fuerte a la pelota y es más divertido. - dijo el pelotari, que aún tenía en su zurda las llagas del último partido.
_No, tío, se confunde- le corrigió el sobrino- con la pala se le da más fuerte.
_¡Cómo que se le da más fuerte con la pala!, ¡No digas tonterías! - y la vena del cuello palpitó peligrosamente.
_Que sí, que sí, con la pala cualquiera le da más fuerte que con la mano - dijo el muchacho envalentonado.
_¿Sí?, ¿Eso crees? Pues te has ganado una Ost.... Pero te dejo elegir si prefieres que te la de con la mano o con la pala - y le mostró mano abierta.
El muchacho no dudó.

_Con la pala, tío, con la pala - y agachó la cabeza esperando un castigo que nunca llegó.

PD: Para el que no lo sepa, los pelotaris se nombran por su apellido, seguido de un número romano si antes ha habido otro con el mismo. También se acostumbra a mencionar a continuación su pueblo de origen, para orgullo de sus habitantes.
PD2: Julen Retegi, hijo de Retegi II, ha elegido llamarse Retegi Bi, rompiendo la tradición familiar. En el 2008 ganó el manomanista de segunda y este año comenzó su andadura en el de primera, de la mano de su padre.
PD3: Entre la última final jugada por el tío y la primera del sobrino, sólo pasaron cuatro años. Por poco.
PD4: Realmente la palabra txapeldun para designar el campeón, no tiene tanto tiempo y tiene su origen en otra saga familiar.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Gracias, Ander, por esos detalles mudos.

leitzaran dijo...

¡Tiene pelotas la cosa! Y si en vez de con la pala le ve con una cesta, ni te cuento...