www.flickr.com

lunes, 1 de junio de 2009

El espíritu.

Al hilo de una frase en el anterior post sobre mi falta de forma física.

El sábado, por la mañana, fuimos a la playa y me decidí a ir al gabarrón, recién colocado en la bahía. Hace ya un tiempo, comenté la costumbre de ir cuando la marea está alta y cuando está baja; dos momentos muy diferentes. El sábado estaba alta, muy alta.

Combiné los cuatro estilos que conozco, braza, crol, espalda y flotaycogeaire. Tras descansar un rato sentado en el borde, acompañado de dos hombres de similares pulsaciones, me volví a lanzar al agua y aproveché mi experiencia viendo las regatas de La Concha, es decir, braceé en la cresta de la ola y mantuve en la parte baja.

Llegado a la toalla, me tumbé, feliz como un torero al que dan la vuelta al ruedo; exactamente igual a como lo hacían las nubes y los niños alrededor de mi cabeza (aunque Nieves jurara y perjurara que nuestros retoños estaban quietos).

Nieves: ¿Estás bien?
Yo: Sí, sí, déjame descansar un poco.
Nieves: ¿Quieres un poco de agua?
Yo: No, gracias, ya he bebido bastante.
Nieves: .....
Yo: Hoy íbamos a comer pollo ¿verdad?
Nieves: Sí, ¿por qué?
Yo: ¿Te importa si lo hacemos sin sal?

PD Leo en el DV, la historia de Jaime Caballero.
PD2 Reconsidero mi falta de forma física.
PD3 Espíritu: Ánimo, esfuerzo.
PD4 Espíritu: Ente carente de forma física.
PD5 No confundir Espíritu con fantasma (en ninguna de sus acepciones).
PD6 Ya sólo queda en marea baja. Bien.

6 comentarios:

Ander dijo...

¡Aupa Sergio!

Ese delfín que al parecer nada por la ría de Bilbao... ¿no lo habrán confundido contigo?

Liège dijo...

Me ha gustado el estilo flotaycogeaire.
No te preocupes, pues ya dice aquel refrán "mal de muchos, consuelo de tontos" y me he dado cuenta de que hacer una tesis es una de las cosas menos saludables que hay.
Abrazos y una buena semana.

Tia madrina dijo...

Pensaba que los gorditos flotabamos mas.....mmmmm.....sera que no cogiste suficiente aire....mmmmm.....a mi me suele funcionar......no creo que pruebe! Animo! a por la marea baja!

eresfea dijo...

¡El espíritu en bañador!
(Que no te vean los ojeadores de Victoria Secret...).

mòmo dijo...

Entrena, entrena, que a finales de verano llegamos Joana y yo para saborear el Atlántico.

Sergio dijo...

Ander, no hay confusión posible con el delfín (ni con ningún otro cetáceo marino), mi traje de baño es rojo.
Liège, otro día te explico el método. Tú termina la tesis tranquila y cómete unos bollos, es un buen calentamiento.
Tia madrina, en realidad Arquímedes se quedó atascado en la bañera.
Eresfea, confieso que suelo echar un vistazo a las nuevas líneas de bañadores a los que te refieres, pero no soy hombre de marcas (sobre todo de las que dejan los muy ajustados)
mòmo, no hables de saborear el Atlántico porque si no os dáis prisa, para fin del verano vacío la bahía.