www.flickr.com

lunes, 13 de abril de 2009

Excursiones asturianas (III).

Tras la visita a los Lagos de Covadonga, la del Santuario de Covadonga, con tres perlas que comparto:

_Un vestigio de la discriminación a un oficio ya desaparecido; con lo difícil que es quitar las manchas de cal de los lavabos.


_Un aviso que rezuma consecuencias amenazadoras (atentos a las gracias entre paréntesis).


_Y una tienda con un producto muy solicitado;


yo me compré un recuerdo de haber subido al Naranjo de Bulnes en cordada con Juanito Oyarzabal, a bastante buen precio. Pero lo barato sale caro y ya casi se me ha olvidado.

No hay comentarios: