www.flickr.com

sábado, 28 de marzo de 2009

El cuento.

_Venga, a la cama chicos - dice Nieves.
_Chicoss alacama chicosss - repite Aimar con su lengua de trapo.
_Aita, ¿hoy nos vas a contar un cuento? - me pregunta Asier.
_Ya sabes que no - le digo, mirándole de refilón.
_Ah, vale, entonces tres - dice sonriendo; y se va a la cama.

Todas las noches jugamos al mismo juego. Antes de ir a la cama, Asier viene a preguntarme si voy a contarles un cuento, yo le digo que no y el contesta que vale, que entonces tres, que uno lo elige él, otro Aimar y el último yo. Son cuentos inventados cuyos protagonistas son siempre dos niños; terminan siendo no menos de cinco historias de los más variados géneros (incluso de miedo).

Me entretengo en el salón y tardo en ir a la habitación. Cualquier otro día, unos gritos reclamarían mi urgente presencia, pero esta noche no. Me levanto y apago la tele. Entonces la oigo, es una voz que habla entrecortada. Miro a Nieves en la cocina; no es ella. Me acerco a la habitación y el corazón me da un vuelco.


Asier ha cogido un libro y le está leyendo un cuento a Aimar.

Aviso a Nieves y dejamos que el tiempo se detenga una pequeña eternidad. En mi cabeza, una y otra vez, la misma frase: "Asier está leyendo, Asier está leyendo, Asier está leyendo,..."

Es cierto que la andereño nos dijo que para verano todos los niños habrían aprendido a leer, que la mayoría lo haría para Semana Santa, que muy pocos comprenderían lo que leían. Todas las tardes repasamos la lección de la mañana y notamos los avances. Ya sabe todas las letras y casi todas las combinaciones raras: pra-, fram-, flo-,... pero la escena ante nuestros ojos no la esperábamos.

Aimar escucha atento, la lectura no es fluida, las palabras salen silabeadas y las frases mantienen precariamente su continuidad. Pero lee, disfruta y hace disfrutar.

Grabaré esta fecha con letras de oro.

PD: La aventura acaba de empezar.
PD2:No como crítico sino como padre, "Como una novela" (Daniel Pennac, Anagrama 1995).
PD3: Foca Faustina, muchas gracias a usted también.

5 comentarios:

Ander dijo...

Qué joya.

eresfea dijo...

¡Y Aimar escucha!

mòmo dijo...

Qué maravilla.

iK dijo...

Gran momento. Años?

Sergio dijo...

Tengo que reconocer que la enseñanza de la lectura no es fácil, aunque el libro mencionado y el link relacionado marcan unas pautas que sirvieron de gran ayuda a la hora de orientarnos.
Siempre les he contado muchos cuentos y nunca son objeto de chantaje, no contarle cuentos no es un castigo; ahora que lee no cambiamos mis cuentos hablados por los suyos leídos, sólo si lo pide; y confianza (subrayado, aunque no sepa ponerlo). Hay más cosas, sobre todo para tí, iK, que en breve te tocará. Coge el libro en la biblioteca del ayuntamiento, todavía está caliente.
(¿Años? Qué va, en apenas seis meses)
(Si lo decías por Asier, en noviembre cumplió cinco)