www.flickr.com

jueves, 26 de marzo de 2009

Apocalipsis VI.

"Miré cuando se abrió el octavo sello, y hubo una gran conmoción. Toda la Tierra cayó victima de un gran Terror y la Naturaleza se reveló.
Las gallinas ponían huevos sin fecundar, la fruta de los árboles era estéril, las semillas germinaban dentro de los frutos del campo.
Porque el día había llegado e incluso el pan ya no sabía a nada."


Hoy hemos partido un tomate recién comprado y han aparecido una docena de semillas germinadas.

PD: Por fortuna, todavía nos queda el pan del Roncal.

1 comentario:

eresfea dijo...

¡Ooooh! Esto debe de ser eso que se cuenta del placer de las cosas pequeñas. ¡Con esa foto habría que sacar camisetas!