www.flickr.com

martes, 3 de febrero de 2009

Sinceridad.

La noticia trascendía recientemente en todos los medios de comunicación. El Diario Vasco-Navarro, El Recadero Español, el A VeCes, el Paíssss, el Mundo Mundial, todos se hacían eco de la noticia:
"Un adolescente español, el primero que pulsa la tecla "Soy menor de edad", al entrar en una página web restringida para adultos".

No hay fotos del menor, únicamente conocemos sus iniciales y la entrevista ha sido imposible, dado el celo que se ha tenido en conservar la identidad del mismo; pero fuentes, a saber si bien informadas, declaran que posiblemente quizás pueda ser el mismo adolescente que hace dos años interpuso una denuncia contra un bar de Sevilla cuando le sirvieron una manzanilla, en lugar de la infusión que había solicitado, durante la feria de Abril.

El portavoz del Ministerio, confirma que está en marcha la creación de un premio para promover tan altos ideales entre nuestra juventud. Así, el premio S.J.B. para la sinceridad juvenil en el proceso de transferencia de datos en internet, se dotará de una partida inicial de doscientos mil euros, que serán canjeables en diversas páginas web que colaboran en la iniciativa. Así PlayBoy, RentaCar, Buy-a-Gun, SNIF&FLY, etc, pondrán a disposición del agraciado todo su catálogo en la red.

Nota final: En el pefil que en Facebook y Tuenti, identifica al muchacho, éste declara que inicialmente se equivocó al pulsar la tecla, pero que el dinero le vendrá muy bien, como en el asunto de Sevilla donde se sacó una pasta.

4 comentarios:

Ander dijo...

Me he reído.

(Josema te busca para plantearte consultas astrofísicas: que si en Edimburgo tienen más hora de luz que nosotros a partir del 21 de marzo... cosas así).

Sergio dijo...

20-21 de marzo, equinoccio de primavera; ahí comienza todo.
Hablaremos, hablaremos,...
Dile que a partir del 22-23 de septiembre tienen menos que nosotros, así que se compensa.

Ander dijo...

Josema defiende que sí, que en Edimburgo tienen más luz que nosotros, pero ciertas personas no le quieren creer. ¡A por ellos!

Sergio dijo...

¡Desenmascararemos a esos falsarios!