www.flickr.com

martes, 6 de enero de 2009

Instrucciones para montar un puzle.

A la hora de dar las instrucciones a un niño de cinco años sobre cómo enfrentarse a un rompecabezas (ahora llamado puzzle), existen dos métodos.

Método 1:
_Buscar primero las esquinas y las piezas que tienen un lado recto y montar el perímetro.
_Agruparlas por colores o motivos reconocibles.
_Probar a girar por los cuatro lados antes de descartar.
_No golpear para que entren, el engaste ha de ser suave.
_Ir paso a paso, sin saltar de una zona a otra para no liarse.


Método 2:
_Dejar que lo haga él.

De los dos métodos, el segundo es claramente el más difícil.
Para el padre.

PD: Ni hizo las esquinas, ni los bordes, ni las agrupó, les pegó para que entraran aunque no lo hicieran, lo fue haciendo según le vino en gana, lo terminó cuando quiso. Callé.
PD2: Ambos sacamos nota.

5 comentarios:

iK dijo...

Vaya: "Cars". Peliculón. La llevamos viendo en casa todos los días desde... noviembre?

leitzaran dijo...

El programador veterano, con sus algoritmos bien estructurados, las subrutinas depuradas y el código comentado y documentado, junto al programador principiante, que explora la sintaxis (nueva para él), autodidacta por el método prueba-error, de código desordenado pero a veces muy eficiente.

Al menos el objetivo está claro (no como a veces en la vida real).

Sergio dijo...

¿Desde noviembre? ¡Yo ya llevo gastados dos DVD!

De "Comer", "comido"; de "Beber", "bebido"; de "Hacer", "hacido". No siempre el código ordenado es el correcto aunque estoy de acuerdo contigo, es más divertido explorar.

eresfea dijo...

Trabajos y descubrimientos del 6 de enero. Como si os viera...

paola dijo...

hace un tiempo se daño la pc de mi hijo por no bajarle un antivirus, me habian recomendado muchos entre ellos el ESET Argentina pero nunca lo descargue.. eso tuvo malas consecuencias como no tener la computadora 2 meses. asi que me hijo se puso hacer rompecabezas de 500 piezas o más. fue realmente lindo verlo fuera de los jueguitos de la pc y emocionante ver cuando terminaba de armar uno.