www.flickr.com

jueves, 22 de enero de 2009

Benditos animales.

¿Qué hacer cuando falla el motivo principal de una excursión?, ¿Hay que darse por vencido?

¡NUNCA!

El sábado, día de San Antón, quedamos en Berástegui con Mònica, Joana y Liège. La idea era asistir a la bendición de los animales en la ermita del pueblo que está bajo esa advocación. Sin embargo, no sabíamos la hora exacta y llegamos justo para ver a un conejo y dos perros antes de ser salpicados con el agua bendita. Benditos ellos.


El trío navarro llegó más tarde y sólo pudieron ver los últimos coletazos, de la celebración y de los animales.

Se imponía reorganizar la excursión. Por fortuna (y previsión) llevaba mi incunable, LAS ERMITAS DE GIPUZKOA, de Luis Pedro Peña Santiago, así que optamos por visitar todas las del pueblo. El único problema era que el libro sólo menciona y describe las ermitas, sin entrar a localizarlas mas que con sencillas anotaciones: junto a la carretera, en la cima,...
El bar donde tomábamos el café se imponía como fuente de información. El joven camarero y el madurito cliente acodado en la barra eran la pareja perfecta para ello.
Me acerqué al joven.
_Aupa- dije, intentando romper el hielo.
_Aupa- me respondió.
¡Clin! Y comenzó la charla.
_Verás, es que queríamos ver las ermitas del pueblo y tenemos este libro, pero no nos dice dónde están. Sólo conocemos la grande que está allí abajo (Iglesia parroquial de San Martín de Tours).
_Bueno, está la de San Antón según bajas de la autovía a la derecha.
_Sí, sí, la hemos visto al bajar.
_Y en la cima de la montaña de la izquierda hay otra (Ermita de San Sebastián). Y donde las antenas, ahí enfrente, cruzando por debajo de la carretera y cogiendo el camino de la derecha hay otra más (San Lorenzo Larre).
_¿Y el humilladero de San Lorenzo? - digo preguntando por la última de la lista.
_De esa ni idea, espera- dice. ¡Patxi!-le grita al acodado- ¿Sabes de una ermita de...?
_Humilladero de San Lorenzo- repito.
_Sí, está aquí cerca, bajando hacia Tolosa hacia la derecha junto a un camino de cemento- nos cuenta Patxi.
Es de agradecer el esfuerzo del hombre por ayudarnos, más si cabe porque el castellano no es precisamente su lengua materna y se le nota el esfuerzo.

El resto, carneros y ovejas latxas, lugareños amables, valles con nubes, niños jugando a pelota en los soportales, letreros con el auténtico escudo de la provincia,... toda una inmersión en la guipúzcoa más auténtica.

(un clic al cartel para ver el escudo)

También una pequeña aventura infantil siguiendo pistas de ermita en ermita para encontrar unas monedas de oro. Las encontramos en el refugio cercano a la de San Lorenzo Larre, junto a los últimos montones de nieve del temporal. Y es que este pirata Garrapata debió morir en la indigencia; el pobre ya se podía haber guardado algún tesoro en lugar de dejarlos desparramados por toda la geografía vasca.

Para terminar, la portada de un disco de música coral, muy adecuada para la ocasión.


PD: Y una amena charla con Serapia, que merece otra entrada.

5 comentarios:

Ander dijo...

En Berástegui se celebró la primera competición oficial de esquí de España, en 1910: un concurso de saltos. Habrá que festejar el centenario.

leitzaran dijo...

¿Llegásteis a San Lorenzo? Es verdad que el libro en cuestión no es buena guía geográfica.

Con esa portada de álbum os haréis de oro, seguro. Tiene mucho gancho.

Y suscribo la idea de Ander. Paso ya a comentarlo con un beastiarra.

Sergio dijo...

Ander, apunto la fecha. Si no hay nieve, propongo recuperar las goitiberas.

Xabier, no llegamos a la ermita, nos quedamos en la cima. Lo bueno del libro es que te hace entablar conversaciones más interesantes que las propias ermitas.

mòmo dijo...

He buscado en internet qué son las goitiberas. ¡Me apunto!

Liège dijo...

Hola, Sergio. La excursión me gustó muchísimo. Y gracias por las lindas fotos de la anterior.
Abrazos a todos.