www.flickr.com

domingo, 21 de diciembre de 2008

Las islas.

Gente, bullicio y txistorra. Ese sería el resumen de la feria de Santo Tomás de este año en Donosti. La coincidencia de buen tiempo y domingo redujeron rápidamente la txistorra y acrecentaron el ruido y el bullicio, de los que no me quejo, al fin y al cabo, nosotros también somos gente y hacemos ruido (y mucho).

Este año salimos de casa a eso de las once, añadiendo a los habituales mis dos sobrinos recién llegados de Asturias. Cuatro niños, dos de cinco años, una de cuatro y el txiki, de dos y medio, y dos adultos, de dieciocho la tensión alta y diez la baja (bullicio, bullicio, bullicio), dispuestos a ver y comer todo lo que se pusiera a nuestro alcance.

Esta vez fue la infinita paciencia infantil la que se nos contagió y conseguimos hacer el recorrido por el bosque de piernas sin problemas destacables. Dos talos enormes, bien hechos aunque con txistorra mejorable, y un número indefinido de barquillos de chocolate se cruzaron en nuestro camino pero dimos buena cuenta de ellos.

De entre todo lo sucedido, visto o comido, algo ocupó el resto de conversaciones de la mañana, la cerda Doña korkona, que con sus sonrosados tres cientos quince kilos hizo que Aimar exclamara al verla : "GAAAANDEEE, AITAAA, OINK, OINK, GAAAANDE".

Para terminar, una reflexión.

Excusando la presencia de Doña Korkona, tres imágenes de la feria. La casera cubana, preparando los talos con una maestría asombrosa; el hilandero, concentrado en una labor que le reporta escaso beneficio y le rompe las manos; y Roman Aduriz Michelena, hacedor de cadenas de madera, siempre dispuesto a enseñar su técnica y a quien nunca vi vender una en todos estos años.

En nuestras manos está tomar ejemplo de los sonrientes empresarios del telediario y sus "pelotazos" de millones de dolares o de estas pequeñas islas de esfuerzo y dedicación que tenemos delante y muchas veces no valoramos.

PD: Y no hablo sólo para nuestros hijos.

4 comentarios:

erdincermis dijo...

great photos.... nice shots...

eresfea dijo...

Ayer vi en la tele, dos segundos, al tallador de cadenas de madera. (Podían meterlo en los programas de zapping en vez de tanta morralla).

Sergio dijo...

Mientras el cámara le filmaba, yo estaba a un costado sacándole fotos. Se merece más de dos segundos en la tele pero bueno, ellos se lo pierden.
La técnica de hacer cadenas de madera es todo un arte, te lo aseguro.

Sergio dijo...

endincermis, ¿Cómo has aparecido por aquí?