www.flickr.com

miércoles, 31 de diciembre de 2008

El guía.

Esa mañana todos los componentes de la expedición madrugaron. Habían tenido una noche revuelta pensando en la ruta del día siguiente. La cueva del pirata Garrapata prometía grandes tesoros y aventuras, y eso era demasiada excitación para los expedicionarios más jóvenes.

En el lugar y momento acordados, se encontraron con el guía. Un individuo alto y de rostro amable cuyos méritos llenarían entradas y entradas de un blog. Se introdujo ágilmente en el vehículo y fue indicando la dirección a seguir por el vericueto de cruces y caminos. Sin mayores problemas llegaron al lugar elegido, se calzaron las botas y se internaron en el bosque.

Pronto divisaron la zona de las cuevas. Varias se abrían al otro lado del río, incitando a su exploración, pero no eran mas que trampas sin salida que el guía desdeñó con un gesto.

_Sigamos adelante - dijo. Quizás en otro momento.


Cruzando un puente sobre el arroyo treparon ansiosos hasta la entrada elegida. Tenían tres linternas y tres fueron los que entraron. Los otros dos expedicionarios se quedaron al cargo de las provisiones y de dar aviso a las autoridades si tardaban mucho en volver.


Las frontales a toda potencia iluminaban las oquedades y el guía caminaba por aquel laberinto como si lo conociera de toda la vida.

Encontraron rastros de murciélagos en el suelo y piedras donde los osos se rascaban la espalda pero lo que no se esperaban era la aparición entre la penumbra del oro mágico.

(un clic para ver el oro en toda su dimensión)

Era un oro que, en cuanto se intentaba coger, desaparecía entre las manos y que, dedujeron, era un rastro que el pirata Garrapata había dejado para indicar el verdadero tesoro.

Aunque se afanaron en ello no hallaron nada más, salvo quizás la guarida de un oso que no estaba allí en ese momento, así que respiraron aliviados; por un lado por la ausencia del animal y por otro porque evitaban cargar con cofres y cofres de oro que les habrían destrozado la espalda. Nadie dijo que transportar un tesoro fuera cómodo.

En un último intento, entraron por una pequeña cueva que se adivinaba en un lateral pero no encontraron mas que la inscripción de un antiguo habitante de aquellas simas.



Con cierto nerviosismo por la posible falta de luz si se acababan las baterías, alcanzaron la salida y respiraron el aire limpio del monte. Volvieron al sendero y se sentaron a descansar en un claro del bosque.


_Mis dominios - aseveró el guía.

Y nadie dudó de su afirmación.

PD: Gracias Josean.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Nuevas cámaras para el 2009.

Leyendo el periódico el otro día, me topé con una noticia que anunciaba la creación, por parte del gobierno de la nación, de una subvención a fondo perdido para todas aquellas empresas que potenciaran en sus productos la imagen de España. Ante las preguntas de los empresarios sobre qué se consideraba "imagen de España", el directivo de turno respondió que la letra "ñ" era un claro ejemplo y que cada uno tenía que buscar su solución .
Hoy, en mi paseo diario por la web, buscando las novedades en cámaras de fotos me encuentro con un texto emitido por las más conocidas compañías del ramo haciendo alusión a aquella noticia.
Así pues, está previsto que las firmas CANON, NIKON y SONY, se conviertan en los países de lengua hispana en CAÑON, ÑIKON y SOÑY, incorporando la nueva letra en sus logos. Canon tiene previsto añadir un acento para afianzar aún más la facilidad de memorización de su marca, algo muy apreciado por los creadores de marketing.
La propuesta de Sony.




El prototipo de Canon.

El diseño de Nikon.

Otros fabricantes como PENTAX y SAMSUNG, se encuentran en clara desventaja aun cuando tengan la "n" en su nombre habida cuenta de la dificultad en la pronunciación que ello conllevaría. Otra firma ya afianzada en el mundo réflex digital, como lo es OLYMPUS, ha presentado su intención de cambiar la "m" por una "n" y de allí pasar a la "ñ". La Real Academia Española ha declarado que en ningún caso aceptará que antes de "p", se escriba "n" , quedando para una próxima reunión el asunto de la "ñ". Se prevée una caída en picado en las ventas de dicha compañía.
Otras firmas como LEICA y KODAK, se mantienen al margen de la polémica.
¡Feliz 28 de diciembre!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Clásicos navideños.

El turrón, la lotería, los villancicos,...


Las luces del árbol han aparecido misteriosamente enmarañadas (otra vez).

domingo, 21 de diciembre de 2008

Las islas.

Gente, bullicio y txistorra. Ese sería el resumen de la feria de Santo Tomás de este año en Donosti. La coincidencia de buen tiempo y domingo redujeron rápidamente la txistorra y acrecentaron el ruido y el bullicio, de los que no me quejo, al fin y al cabo, nosotros también somos gente y hacemos ruido (y mucho).

Este año salimos de casa a eso de las once, añadiendo a los habituales mis dos sobrinos recién llegados de Asturias. Cuatro niños, dos de cinco años, una de cuatro y el txiki, de dos y medio, y dos adultos, de dieciocho la tensión alta y diez la baja (bullicio, bullicio, bullicio), dispuestos a ver y comer todo lo que se pusiera a nuestro alcance.

Esta vez fue la infinita paciencia infantil la que se nos contagió y conseguimos hacer el recorrido por el bosque de piernas sin problemas destacables. Dos talos enormes, bien hechos aunque con txistorra mejorable, y un número indefinido de barquillos de chocolate se cruzaron en nuestro camino pero dimos buena cuenta de ellos.

De entre todo lo sucedido, visto o comido, algo ocupó el resto de conversaciones de la mañana, la cerda Doña korkona, que con sus sonrosados tres cientos quince kilos hizo que Aimar exclamara al verla : "GAAAANDEEE, AITAAA, OINK, OINK, GAAAANDE".

Para terminar, una reflexión.

Excusando la presencia de Doña Korkona, tres imágenes de la feria. La casera cubana, preparando los talos con una maestría asombrosa; el hilandero, concentrado en una labor que le reporta escaso beneficio y le rompe las manos; y Roman Aduriz Michelena, hacedor de cadenas de madera, siempre dispuesto a enseñar su técnica y a quien nunca vi vender una en todos estos años.

En nuestras manos está tomar ejemplo de los sonrientes empresarios del telediario y sus "pelotazos" de millones de dolares o de estas pequeñas islas de esfuerzo y dedicación que tenemos delante y muchas veces no valoramos.

PD: Y no hablo sólo para nuestros hijos.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Luces de Navidad.

Salgo del trabajo; está oscuro; hace frío.

Voy paseando por el barrio de gros rumbo a casa. Los escaparates lucen adornos navideños, algunos más, la mayoría menos. Las calles, sin embargo, se mantienen prácticamente como siempre, un escueto alumbrado de diminutas bombillas se alterna con las farolas. El ayuntamiento ha decidido reducir costes y la ciudad permanece triste como un cuento de Dickens.

Leo durante estos días cartas y quejas en la prensa local referidas a este tema : "Nos roban la Navidad", "En esta época de crisis cuando más necesitamos animarnos nos hacen esto", "No hay derecho a jugar con la ilusión a los niños"...

Cruzo el puente y llego a la plaza Gipuzkoa, un viento helado congela mi frente, despejada hasta la nuca. El aire me trae algo más que desasosiego; a ráfagas, un olor a castañas penetra por mi nariz, pero no se detiene ahí y continúa hasta lo más profundo.

No puedo menos que detenerme y, avergonzado, me oculto en un soportal para disfrutar del poder evocador del olfato. Cierro los ojos y me dejo llevar. Escenas de mi infancia pasan y se agolpan durante unos instantes.

Vuelvo a la realidad y continúo mi camino. La Navidad de mi niñez me acompaña y entro en casa. El bullicio infantil lo empapa todo y su ilusión inocente se mezcla con mi memoria. Con un gesto agarro a Asier y a Aimar, y les doy un abrazo y un beso como aquellos con los que, recuerdo, me achuchaba mi madre.

_¿Aita, qué te pasa en los ojos? - pregunta Asier.
_Nada, hijo, que hace mucho frío.

Cojo la bolsa de basura y bajo de nuevo. El aire ya no me parece tan frío, ni la aceras tan tristes, y una extraña claridad se extiende por toda la calle. Miro hacia arriba y veo, a los dos, saludarme desde la ventana.

Las dos luces de mi casa alumbran toda la ciudad.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Preguntas y respuestas.

Ring, ring.

_¿Sí?, ¿Quién es?
_Nieves, soy la tía, ¿Qué pie calzan Aimar y Asier?
_Veinticinco y treinta.

Ring, ring.

_¿Sí?
_Nieves, soy Lorena, ¿Cuánto mide Aimar?. Es para un pijama.
_Sobre el metro.

Ring, ring.

_¿Sí?
_Nieves, soy la ama, ¿Qué camisa usa Sergio? ¿Xl, XXl?
_XXL, pero si hay más X, coge.

Ring, ring.

_¿Sí?
_Nieves, soy yo, ¿Qué tamaño de txapela les cojo a Aimar y a Asier?
_La mediana de niños.


Nieves, una mujer que da la talla.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Tres días de diciembre.

Cuando al final del camino aparece la cascada escondida que estabas esperando,...

cuando en ese pueblo anclado en el tiempo oyes los ecos de pastores y almadieros,...

cuando encuentras la panadería que te recomendaron y recuperas los aromas de tu infancia,...

cuando desde el valle miras las cumbres desde las que otro día mirarás el valle,...

cuando cada pueblo es una postal que disfrutas en silencio,...

cuando estás rodeado de tu familia, tus amigos, compartiendo una chimenea, un queso,...

cuando una sonrisa dice más que mil palabras,...


No te hace falta buscar más, estás en el paraíso.

PD: Cascada en la ruta desde Izaba (gracias Ander); puente de Burgi; panadero de la famosa panadería de Burgi (gracias Josean); Txamantxoia desde en rincón de Belagua (donde también estuvo JMC, quizás a la misma hora); Izaba de regreso del monte; queso del Roncal (semicurado y esperando repartir con quien quiera un trozo); Asier, radiante en su bolsa-trineo, arrastrado por Fitxi y Ainhoa, renos voluntarios.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Memoria ajena.

Roncal-Erronkari, cuna y tumba del tenor Julián Gayarre; Izaba, con su famosa coletilla de los telediarios: "la carretera de Izaba a Francia cerrada por la nevada"; el valle de Belagua y el Rincón de Belagua, de reminiscencias hogareñas; Arlas, Anie, los primeros dosmiles; La piedra de San Martín, muga entre vertientes; Larra, karst y simas, ocultas con la nieve recién caída.

Datos de memoria ajena.

El puente, con nuestros amigos de Bilbao, será la primera vez que vayamos al Valle del Roncal.
Por fin pondremos memoria propia a las imágenes de los libros.

PD: Se admiten recomendaciones.

martes, 2 de diciembre de 2008

Educación.

Hegoak ebaki banizkio,
neria izango zen
ez zuen alde egingo
bainan honela
ez zen gehiago txoria izango
eta nik txoria nuen maite.

Si le hubiera cortado las alas,
habría sido mío,
no habría escapado,
pero así
habría dejado se ser un pájaro
y yo amaba al pájaro.

(De un poema de J.A. Artze, cantado por Mikel Laboa. Goian bego).