www.flickr.com

sábado, 22 de noviembre de 2008

El periodista con botas.

Un libro, una presentación, unas imágenes; un autor, un presentador, un editor; reparación de la palabra escrita, memorias vivas, amigos.

Con una sencilla continuidad, tras unas palabras de Pep Bernadas, editor de Altaïr y venido de Cataluña ex profeso, éste cedió la palabra a Josean, quien nos habló de la reparación de la palabra escrita, de periodismo literario y del sutil paso de la actualidad a la Historia.

Una mirada delata la complicidad entre autor y presentador.

Una mirada cómplice, entre antiguos profesor y alumno, entre presentador y autor, entre dos amigos, dio paso a una amena (y para mí breve) charla ilustrada. Ander nos habló del punto de vista elegido para orientar el libro, de periodismo con botas y de cómo la edad nos abre la mente y demuestra que no hace falta andar muchos kilómetros para ampliar nuestro horizonte.

En la charla posterior, alrededor de una mesa y un vino, tuve oportunidad de poner cara y voz a Xabier Cabezón, guardián de las ferrerías, y referente obligado si hablamos del valle de Leitzarán y de vida dedicada. También conocí a Josu Iztueta, de quien leí en su día Trilogía en Escandinavia y con quien charlé, presentado por Josema, de Sebastián Alvaro y literatura de montaña; me queda una recomendación para un auto-regalo navideño, Montañas de papel, de Antxon Iturriza. Ander me presentó a Jonathan, autor del blog Historia de Guipúzcoa y con el que siento no haber hablado más.

Y así, tras media hora despidiéndome, salí rumbo al Pollitena a disfrutar de una deliciosa cena con mis hermanos (y sus consortes) .

Ander no pudo vender libros en el local, pero sí le dio tiempo a dedicarlos.

PD: Con Imanol retomamos la idea de la cena de blogueros a la que Patxi se apunta como bloguero sin blog.
PD2: Ander, quizás una palabra no resuma la velada, pero lo intentaré. Gracias.

7 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Mil gracias, Sergio. Para mí fue un enorme gusto teneros por allí. Lástima que ya tuvieras la cena apalabrada, porque fue una gozada escuchar a Pep y al resto de la banda. (Por cierto: Antxon Iturriza estuvo un momento antes de la presentación; pasó a saludar pero no podía quedarse, ¿lo viste?).

Me encantaría que me pasaras alguna de estas fotos.

Gracias de nuevo.

Sergio dijo...

Yo también lo siento porque me hubiera gustado quedarme, de hecho estuve media hora "marchándome" y al final llegué tarde a la cena.
A Antxon Iturriza no le conozco en persona, sólo de fotos en libros y reportajes, y cuando me dijeron que había estado caí en la cuenta de quién era.
Cuenta con las fotos, te las mandaré el lunes, desde la conexión rápida, con buena resolución.

IMANOL dijo...

La verdad es que fué algo más que la presentación de otro magnífico libro de Ander, estubo muy bien. Esa cena blogera promete. Yo aún me estoy recuperando del barniz, o era Alcorta?...

eresfea dijo...

Excelente crónica, Sergio.

Después del encuentro en la Sociedad Fotográfica y con la confirmación de este viernes alrededor de Ander (y de su libro), creo que estamos todos de acuerdo en que se ha formado una especie de club Casablanca (última escena), donde todos nos sentimos entre amigos y disfrutamos mucho.

La próxima será, entonces, la cena bloguera. Pronto...

leitzaran dijo...

Sergio, se te echó de menos en la cena, así que habrá que preparar pronto la "blogafari" oficial.

Sergio dijo...

Transcribo el verdadero final de la película, cortado en el montaje del director:
"Louis, presiento que este es el comienzo de una gran amistad. Vámonos de cena".

Se nos acaban las excusas, la imaginación se dispara, los jugos gástricos se revelan, la cena está cerca...

Club Casablanca, buena elección de nombre, con reminiscencias de la "cena marroquí".

Ander Izagirre dijo...

Lástima de heterosexualidad.