www.flickr.com

domingo, 10 de agosto de 2008

Vía verde del Plazaola I (A topa tolondro).

Viernes 8 de Agosto de 2008, mientras otros inauguran los juegos olímpicos, nosotros barzoneamos.

El sábado comienza la Semana Grande donostiarra. Música, ruido, gente y más gente, cañonazo desde el ayuntamiento,... decidimos huir y surge una idea pospuesta por mucho tiempo.

_¿Porqué no hacemos eso del tren que salía de Andoain? - me dice Nieves.
_¿El tren del Plazaola? - le contesto y pregunto._Sí, bueno, eso. Con tal de no aguantar la música y el alboroto... - comenta ella mientras cambia el pañal de Aimar, tiene en el microondas su biberón y prepara al fuego la cena de Asier (esa tarde, realmente, sólo barzoneaba yo).

Bueno, será por un par de días -pienso para mí - porque el domingo hay que estar de vuelta.

No caía en la cuenta de que el destino siempre esquiva nuestras cintas.

Comienzo a recabar información del trayecto, duración, distancia, hospedaje (sería bonito hacer noche en Leitza)...
Reconozco que soy excesivamente minucioso cuando preparo recorridos y rutas. Me gusta documentarme todo lo que puedo, con lo anteriormente dicho y con todo lo que pueda caer en mis manos; es parte del placer de un viaje, luego llega otro, ordenar las fotos, las anécdotas, contarlo ...
El tiempo es lluvioso, pienso que no lo haremos, pero en la tele anuncian bueno para el fin de semana, así que, sin poder organizarme como quisiera, el sábado estamos en la casa de Rober (que curiosamente vive a pie del comienzo de la ruta), le dejamos las llaves del coche (nuestro pequeño "porsiaca"), y comenzamos nuestra andadura a topa tolondro.


Más aventuras en próximas entradas. Como adelanto, la imagen, claro indicador de lo inexorable del destino, en Leitza también son fiestas y el sábado fue el txupinazo.

PD En la foto, para el ojo entrenado, varios detalles : Un niño sonriente, al que no se le deja subir en los autos de choque porque son peligrosos, pero que mira con ojos de "en cuanto pueda ya verás, aita"; el número 13, segundo número preferido por los "macarrillas de feria", el primero ya sabemos que sale de sumar "sesenta" y "nueve"; y, al fondo, el "recoge coches", feriante encargado de apartar los coches que no se usan y casi en el paro en las grandes ferias donde habitualmente no suele quedar ninguno libre.

PD 2: "A topa tolondro" y "barzonear", expresión y verbo que agradezco a Ander Izagirre, nuevo acceso directo de mi paseo matutino, y que espero haber empleado correctamente, en caso contrario, no me corrijáis y dejadme vivir en mi ignorancia.

PD3: Tras la breve descripción del comienzo, una pequeña del final.
Es domingo, estamos en casa, en la calle resuena, incluso con las ventanas cerradas, "Paquito chocolatero".

Nuestra huida estaba justificada.

3 comentarios:

eresfea dijo...

¡Qué familiar me resulta ese método educativo con tu hijo, Sergio!

Ander Izagirre dijo...

Un placer, Sergio.

Por cierto, se me escapó la página 17 del DV. ¿Venían los carteles pegados en la calle Fermín Calbetón?

Sergio dijo...

Josean, en la educación de un niño hay tres fases. En la primera, intentas que no se muera, velas su sueño, cuidas que no se atragante, le enseñas a cruzar la calle, procuras que no se caiga de los árboles (no que no se suba, que no se caiga)...; en la segunda vives con él, vas al monte, de pesca, te pregunta cosas, le ayudas con sus dudas,... ; en la tercera, procuras que no te mate, te angustias si llega tarde a casa, te preguntas si sabrá mantener su personalidad ante según qué elecciones, intentas seguir su paso subiendo al monte,... realmente perdimos el manual de instrucciones y hacemos lo que podemos.

Ander, efectivamente, venían tres los tres, en un texto de Gontzal Largo.