www.flickr.com

domingo, 24 de agosto de 2008

Enseñanzas montañeras (para padres).

1._ Si tu hijo pequeño hereda pantalones de monte de su hermano mayor y no hay que remendarlos ni añadirles refuerzos, algo haces mal.
2._ La fruta que se coge en el campo no mancha, adorna.
3._ Aprovecha para explicar refranes. "Quien algo quiere, algo le cuesta", se transforma en "Si coges moras, te puedes pinchar". Si además insistes en aplicar "betadine" ante cualquier heridita*, la enseñanza quedará doblemente grabada (aunque personalmente creo que, salvo si hay mierda de por medio, "chupando un poco, ya vale").

PD: La única excusa para que tu hijo vuelva del monte como salió de casa, es que al día siguiente le espere una sesión de fotos altamente remunerada y pueda peligrar el contrato.
Bueno, a menos que la sesión sea con North Face o Lowe Alpine ...

*heridita : Sin llegar a necesitar torniquete, toda herida por la que no gotea la sangre.

No hay comentarios: