www.flickr.com

jueves, 31 de julio de 2008

H2 O.

Vuelvo de unas largas vacaciones que nos han llevado por tierras astures, leonesas y riojanas.
Me he bañado en riachuelos frescos y alegres, con mis hijos; en aguas termales, a más de cuarenta grados, no en balnearios sino con lugareños que hacían pozas en el río; en surgencias heladas, de poco más de diez, sólo, aunque quizás observado por algún anfibio indiferente; y llego a Donosti.

La Mar me llama.

Es tarde pero no puedo evitarlo, llevo demasiado tiempo lejos de un horizonte liso de verdad, aunque La rioja se aproxime mucho. Revoluciono a la familia y, sin deshacer las maletas, vamos a darnos un chapuzón.
La temperatura, perfecta; la hora, la puesta de sol, la mejor a mi entender; la playa, La concha.

Alguien dijo que el agua es sólo H2 O.

Creo que ese individuo tenía que haber salido más de su laboratorio.

PD En la surgencia me mojé únicamente hasta las rodillas así que realmente no se puede catalogar como baño, pero lo dejaremos así.

2 comentarios:

eresfea dijo...

¡Bienvenido!

Sergio dijo...

Muchas gracias, igualmente, que por lo que veo ya estamos todos en casa.