www.flickr.com

viernes, 6 de junio de 2008

Llegó el verano.

Sol, días despejados, 21 de junio, calor, camisetas de manga corta, minifaldas ... no, ninguna de esas cosas es el indicador de la llegada del verano.
La verdadera señal es la llegada de los turistas; ingleses, alemanes, nórdicos,... con sus chanclas con calcetines, su pantorrillas coloradas, su ingesta asombrosa de pintxos y cerveza, y cómo no, sus banderas de ocupación.

En la imagen, una pensión de la plaza Gipuzkoa, tomada al asalto por los conquistadores, muestra en su balcón los estandartes de sus victoriosos generales.

No hay comentarios: