www.flickr.com

miércoles, 25 de junio de 2008

Apocalipsis (IV).

Recientemente, otro susto hizo tambalearse mi fe en las nuevas tecnologías, pero una lectura sosegada del mensaje, me la hizo recuperar.
Hay alguien detrás de la máquina que vigila para que todo vaya bien; es alguien que me conoce, pues me tutea. Por más que lo intento, no recuerdo sus rasgos pero por su tono es alguien cercano y que me quiere bien. Gracias, misterioso desconocido, por tus palabras de ánimo.


Si no queréis pinchar en la imagen, os transcribo el mensaje de error:

"No estoy seguro del porqué, pero nuestro servidor que normalmente es fiable metió la pata al enviar el mensaje. Inténtalo de nuevo."

Es de agradecer la impresión de que alguien vigila todo esto. Un plural como "No estamos seguros del porqué", lejos de dar la impresión de que un equipo multidisciplinar de gente trabaja para solucionar el problema, parecería diluir responsabilidades.

Por otro lado "normalmente es fiable", unido al anterior "No estoy seguro", nos muestra a un sólo individuo al frente de todo el tinglado, nervioso y sin saber que hacer. Lo imagino sentado en el suelo, agarrándose las rodillas, con los ojos como platos y mirando la pantalla, mientras se balancea hacia delante y hacia atrás diciendo :
"Qué ha pasado, normalmente es fiable, normalmente es fiable,...", mientras una pareja de forzudos con bata blanca se lo llevan al manicomio.

El "metió la pata" es la puntilla del mensaje. Ingenieros, físicos, matemáticos, miles de personas, millones de euros invertidos en inteligencia artificial, intentando que las máquinas se comporten como humanos y esto es lo que se consigue, que precisamente las máquinas se comporten como humanos y "metan la pata". Nada de errores de computación, ni sobrecarga de datos, ni diferencia en el bit de paridad, no, el carísimo y fantástico servidor acaba de imprimir en pantalla un glorioso mensaje:
"¡Ups! Perdón, he metido la pata, que fallo más tonto. No te preocupes que no pasa nada, lo vuelves a intentar y ya está. Culpa mía que no sé donde tenía la CPU, ayer me quedé hasta tarde viendo una serie, ya sabes, la de un PC que se enamora de un Mac, y sus padres están en contra y todo eso. Dile a la gente que lo intente de nuevo y a correr."

En fin, amigo servidor, que no pasa nada, tú tranquilo, esta noche descansas un ratito y mañana como nuevo. A computar, que son dos días.

PD En el fondo me gusta el tono de estos mensajillos. Están más acordes con la imagen de programador informático, en camiseta y algo friki, que supongo detrás de todo esto.

3 comentarios:

maria jesus dijo...

Pues anda, que cuando tienes que mantener una conversación semi inteligente con un ordenador!

Ander Izagirre dijo...

Alguna vez me he encontrado con ese mismo mensaje y me han dado escalofríos.

(Por cierto, Sergio, me encanta la cabecera de tu blog. Se establecen relaciones hipotéticas muy interesantes entre las dos imágenes).

Sergio dijo...

Muchas gracias, las relaciones que se establecieron entre fotógrafo y fotografiado también lo fueron.