www.flickr.com

sábado, 24 de mayo de 2008

Cambio oficial de nombre.

Hoy pregunté por "burro", el regalo de la "tía-madrina" a Aimar por su cumpleaños.


Recibí una contundente respuesta de Asier :

_Ya no se llama "burro", se llama "cebralín".

Así, sin más, sin pasar por el juzgado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eso se llama telepatia entre tia y sobrino, fue mi nombre elegido cuando lo vi en la tienda y hubiera sido el que hubiera tenido nada mas entregarselo si el enano no le hubiera tenido miedo y todo nuestro esfuerzo se concentro en quitarselo y no en el nombre.