www.flickr.com

jueves, 25 de mayo de 2017

Nieve en mayo

Cielo azul, temperatura alta... y nieva en Donosti.


Por obra y gracia de la floración de los chopos.

PD: La foto es de Nieves (con mayúscula).

sábado, 20 de mayo de 2017

¡Que comiencen los fastos!

Se acerca el cumpleaños de Aimar y el viernes lo celebra con los amigos. Es el primero al que les invita y está nervioso. Lleva semanas pensando, organizando, preparando los detalles... Incluso les ha hecho invitaciones, que les da en el colegio. Son nominativas y con una pestaña que se arrancará al entrar en casa.


Asier, por su parte, les tiene preparada una gymkana por todo el edificio, desde el portal, pasando por las escaleras y terminando en nuestra casa. Esconde bien las pistas, no vaya a verlas un vecino. Nosotros le advertimos que tenga cuidado con el ruido, que los vecinos son mayores y tienen tan duro el oído como escasa la paciencia.

La celebración es un éxito: merendola, juegos clásicos en la raspberry, muchos juegos de mesa,... risas constantes. Las tres horas son escasas y los padres se van acercando a recoger a sus vástagos. No ha pasado ni media hora cuando el teléfono de Nieves se vuelve loco y el chat no para de pitar alabando las dotes culinarias de la cocinera, preguntando por esos juegos con los que se lo han pasado tan bien o agradeciendo la fiesta de la que su hijo no para de hablar.

PD: Hoy, sábado, es jornada de descanso. Mañana, domingo, continuarán los fastos.

domingo, 14 de mayo de 2017

Demérito

Siguiendo con la costumbre de darme un chapuzón en cada estación del año, continuamos con la primavera.



PD: Nadie dijo que tuviera que ser difícil.
PD2: Aunque el agua estaba algo fresquita.

domingo, 7 de mayo de 2017

Conociendo mis límites (Conjuntar)

Paseamos al sol de mayo por la plaza Gipuzkoa. Caminamos los cuatro cuando, de pronto, Nieves se separa del grupo. Giro la cabeza y atisbo cómo se agacha a recoger un pañuelo grande y de colores del suelo. Al rato, vuelve; sin nada en las manos.

_Vaya, pensaba que habías recogido un pañuelo. ¿Dónde lo tienes?
_No era un pañuelo, era un fular.
_... (cachis).
_Se lo he devuelto a su dueña, a esa señora.
_Ah, bueno, ¿habías visto cómo se le caía?
_No.
_Entonces, ¿cómo sabes que era de ella?
_Es que le va a juego con lo que lleva.

PD: Creo que jamás seré capaz de devolver así un pañuelo.
PD2: Perdón, fular.

lunes, 1 de mayo de 2017

Calendario mayo

Muchas esperanzas montañeras para este mayo que comienza.



PD: Y un recuerdo para Ueli Steck, uno de los últimos entendedores de la montaña.

miércoles, 26 de abril de 2017

Mil

Mil entradas en el blog.

Ahora se supone que tengo que hacer una reflexión sobre todos estos años en el blog, sobre la encantadora gente que he conocido, sobre las increíbles alegrías que me ha deparado, sobre el tierno reflejo del crecimiento de los chavales en este tiempo, sobre nuestras maravillosas aventuras en la naturaleza... Puf, qué pereza, ¡que son mil!

Lo que sí he hecho estos días ha sido repasar la memoria del blog y su evolución, y he llegado a la única conclusión posible:

Tengamos una postdata a la altura.

PD: Continuará; continuaré.

domingo, 23 de abril de 2017

Esperanza de vida

Estamos dando un soleado paseo primaveral cuando acertamos a pasar por delante de un céntrico comercio popurrí (vamos, la FNAC).

_Aita, ¿podemos ir a ver los libros?- pregunta Aimar.

Ante una petición semejante no hay negativa posible y entramos.

_¿Qué libros vas a ver, Aimar?- pregunto. ¿Esos del Diario de Greg?
_No, esos ya los tengo todos.- contesta.
_Ah, vale.

Seguimos subiendo las escaleras cuando, sin mirarme, Aimar continúa hablando.

_¿Sabes, Aita? El autor del Diario de Greg escribió el primer libro a los 35 años. Ahora tiene 46. Jo, espero que le dé tiempo a terminar la colección antes de que se muera.



PD: Bueno, algunos opinan lo mismo de George R.R. Martin.